img
Horner le ha comido la moral a Nibali
img
davidetxebarria | 13-09-2013 | 17:50

El Alto del Naranco es ese tipo de puertos que le van bien a ‘Purito’. Hoy ha hecho lo que tenía que hacer, al igual que ayer. La diferencia es que en Peña Cabarga se encontró con un coloso como fue Horner.


Desde luego, el americano es la gran sorpresa de esta Vuelta. Llevamos insistiendo varios días que no entraba en las apuestas por su edad y porque nunca había estado arriba en las grandes carreras. Sin embargo, en la última semana ha demostrado que es el que más fresco ha llegado porque es el que menos kilómetros en las piernas tiene. Le ha hecho ganarse el respeto de los demás y comerle la moral a Nibali. Esto no quiere decir que el italiano no vaya a intentarlo en L’Angliru. Aunque Horner no conozca el emblemático puerto asturiano y vaya a ‘descubrirlo’ esta noche por imágenes en el hotel, no quiere decir que no sea el favorito. Tal como está de forma y si hace bueno (como señalan los pronósticos), se puede permitir el lujo. Mañana va a haber dos carreras, ambas muy igualadas. Por un lado, el del primer puesto. El candidato principal es el ciclista de Radioshack, pero no por mucha diferencia. Por otro lado, saber quien les acompaña en el podio. Parece que en este caso Joaquim tiene más fuerza anímica en este momento en comparación con Valverde. Además, el de Katusha va a arriesgar seguro, por su forma de ser y porque, después de ganar en el Naranco, le queda dar otro paso. Por último, aplaudir a Euskaltel-Euskadi, que lidera la clasificación por equipos pese a que en agosto no sabían cuál iba a ser su futuro e incluso ahora ignoran si cuentan con ellos para el proyecto del año que viene.