img
Las caídas pueden repercutir
img
davidetxebarria | 29-06-2013 | 18:23

Del primer día del Tour se pueden sacar pocas conclusiones. Sí es cierto que ha sido una jornada con muchas caídas, lo que va a repercutir en el resto de la semana, porque va a hacer más tensión. De esta forma, cuando falten 25-30 kilómetros para acabar las etapas, los ciclistas querrán colocarse en las primeras posiciones, pero no habrá sitio para todos, con lo que es posible, desgraciadamente, que se produzcan choques entre ellos.
 Hoy le ha tocado a Contador. Parece ser que no ha sido nada, como ha informado su equipo, pero al final estas cosas van sumando, y puede que pasen factura física y mentalmente. Por último, se ha producido una curiosa anécdota cuando el autobús del Orica ha taponado la línea de meta. Probablemente el conductor haya pasado un mal rato, pero por suerte se ha quedado en nada. Es una demostración de que lo difícil que es organizar este tipo de eventos. Aunque que esté muy bien organizada, siempre puede haber algún imprevisto.