img
Categoría: MotoGP
Lo que la pasta casi hace perder a MotoGP (II): Álvaro Bautista

Es evidente que Marc Márquez, Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo son los tres mejores pilotos de motos del mundo. No hay discusión, ni desde el punto de vista subjetivo de los gustos de los espectadores ni desde el objetivo de los números. No hay más que ver la clasificación final de la temporada 2013.

Pero ellos, a pesar de su inmensísima calidad y su gran capacidad para mejorar, lo han tenido un poco más fácil que algunos otros. Sobre todo los dos compañeros en Honda, que prácticamente desde el primer día en que pisaron el asfalto del Mundial de Motociclismo dispusieron de la mejor tecnología a su servicio. Lo cual no es óbice para que luego hayan sido capaces de ganar campeonatos como churros, peleando contra gente de altísimo nivel.

Contextualizamos este post sobre ellos para seguir con el hilo del publicado a inicios de esta semana, donde relatábamos las muchísimas dificultades que ha tenido a lo largo de su trayectoria Aleix Espargaró, que ha tenido que ganarse sobre la pista lo que otros (no es el caso de la gente de la que hablamos) simplemente han podido ‘comprar’ a base de dinero.

Pues bien, otro de los infravalorados de la categoría (como hemos escrito por aquí en alguna otra ocasión) es Álvaro Bautista. Que ha sido campeón del Mundo, sí. Que venía en una trayectoria casi impecable cuando subió a ‘pelear con los los mayores’, sí. Pero que una y otra vez ha estado en la cuerda floja por no tener un sponsor con liquidez detrás suyo.

Álvaro se fue al suelo demasiadas veces cuando peleaba por el campeonato en 250, pero ello no impidió que Suzuki se diera cuenta del diamante que tenía y lo subiera a una MotoGP en 2010. Como tampoco frenó a Gresini a subirlo a su Honda dos años después, donde todavía permanece.

Sin embargo, el talaverano debe ganarse su continuidad campaña tras campaña. A pesar de haber conseguido podios. De haber superado a gente como Rossi en la pista. De estar casi siempre en el Top 5 durante la temporada. E incluso, por qué no, de dar la sensación que con una montura oficial no desmerecería en absoluto en una pelea con el ‘Big Three’.

Aun así, como Aleix parece que lo que hace nunca es suficiente. Y que le dan una moto porque no han conseguido encontrar a otro que pueda aportar más dinero que él. Y mientras, sigue gastando Grandes Premios. Y dando lecciones de pilotaje. Y entrometiéndose en la pelea por los puntos de los aspirantes al título. Y demostrando que a veces, aunque sean muy pocas, todavía puedes correr al máximo nivel aunque no vengas con millones de euros en la mochila. Simplemente, porque eres un muy buen piloto.


© davidblay for David Blay, 2014. | Permalink | No comment | Add to del.icio.us
Post tags: , , , , , , , ,

Ver Post >
Lo que la pasta casi hace perder a MotoGP (I): Aleix Espargaró

Podría parecer que, por su trayectoria, es un veterano del Mundial de Motociclismo. Y, por los años que lleva en él, ciertamente lo es. Pero nadie debería olvidar que hasta el próximo 30 de julio Aleix Espargaró no cumplirá 25 años, lo que deja traslucir una madurez alcanzada a base de pruebas constantes.

Nunca fue el piloto más rápido ni el más prometedor de la parrilla, pero el catalán se presentó en el asfalto planetario en 2005 como campeón de España de 125 centímetros cúbicos y bajo los colores del que luego resultaría ser uno de los ‘bluffs’ más grandes de los últimos tiempos: el Seedorf Racing.

(...)
Read the rest of Lo que la pasta casi hace perder a MotoGP (I): Aleix Espargaró (397 words)

Allí compartió Honda junto a Álvaro Bautista, pero no duró demasiado tiempo en la categoría. Y no porque no quisiera, sino porque cuando firmó en 2006 por BQR su nueva escudería lo subió rápidamente a 250. A pesar de los constantes cambios, no solo consiguió puntuar en diversas ocasiones sino que pasó en 2007 a formar parte del campeón de la categoría, Lotus Aprilia. Hasta que Dani Amatriaín disuelve la escudería y le deja sin tiempo y sin escuadra para 2009.

Ahí comenzó el peregrinar de alguien que había destacado por su pilotaje y capacidad de adaptación, pero que nunca había obtenido resultados brillantes y ni siquiera se había acercado a pelear por un título. Aleix, de hecho, acabará probando los prototipos de Moto2 en el Campeonato de España de Velocidad, mientras va realizando sustituciones varias en el Mundial.

Tampoco en esos años encontró la estabilidad, por mucho que la buscara. Porque en 2010 sí consiguió por primera vez en su carrera completar una campaña en MotoGP, pero al año siguiente volvió a darse de bruces con su habitual realidad y la única oferta seria que recibió le remitiría de nuevo a bajar un escalón hacia Moto2.

Solamente un nombre cambia su historia: Jorge Martínez Aspar, quien ve en Espargaró al rider ideal para ponerse al frente de las nuevas CRT de la categoría reina. Y no le faltó razón, puesto que en los dos años que compartieron box fue la mejor moto no oficial con diferencia.

Pero, obviamente, no podía tener una seguida tranquila el de Granollers. Y en vista de que lo que le ofrece el alcireño no le gusta, vuelve a cambiar su vida para empezar de nuevo y subirse a otra incógnita: la nueva moto Open, que contra todo pronóstico ha dominado la pretemporada y que posiblemente hubiera marcado la pole en Qatar de no ser por sus dos caídas.

Más allá de este análisis, en cualquier caso, subyace una pregunta: por qué alguien rápido y con capacidad de evolucionar diversas motos siempre ha estado en el alambre? Y la respuesta es muy sencilla: porque Aleix no tiene muchos patrocinadores detrás. Así que, aunque lo haga de cine, siempre le quedará la duda de si seguirá o no en MotoGP el año que viene. Como le ocurre a Álvaro Bautista, del que hablaremos en el siguiente post.

Lee la anterior entrada del blog


© davidblay for David Blay, 2014. | Permalink | No comment | Add to del.icio.us
Post tags: , , , , , , , ,

Ver Post >
El inexistente merchandising de los pilotos de motociclismo

El Mundial de velocidad sobre dos ruedas es uno de los negocios más rentables a nivel deportivo de todo el planeta. Tanto la venta de entradas como de derechos de televisión sostienen a una gran estructura de trabajadores fijos que viajan por todo el mundo, compitiendo a nivel organizativo con la Fórmula 1.

Sin embargo, tanto el campeonato de monoplazas como otros deportes profesionales de alto nivel como el baloncesto o el fútbol les superan ampliamente en ingresos por merchandising. Y no nos referimos a nivel general, sino a escala particular merced a las grandes estrellas que se manejan en sus circuitos.

En la NBA, incluso el jugador más insignificante de la franquicia más débil vende camisetas. En el balompié, a nivel de clubes y selecciones las grandes marcas se pelean por los jugadores, sabedores que son influencers totales a la hora de que la gente compre sus prendas. Y en la F1 quien vende son los equipos, que a lo largo de las décadas han creado una imagen que tiene cientos de miles de fans repartidos por cualquier país.

Quizá una de las claves negativas en el mundo de las motos sea esa: que las grandes firmas de moda (salvo excepciones como Pepe Jeans en casos muy aislados) o deportivas no ven negocio. Y lo único que puede hacer la gente es comprar camisetas coloridas en los Grandes Premios, unas prendas que seguramente no optarán por usar en el día a día.

Incluso más allá de esta situación, si alguien a pesar de todo quisiera comprar prendas de sus ídolos lo tendría ciertamente complicado. En la página de MotoGP cada corredor posee su perfil personal y, en teoría, hay un link asociado al mismo para la compra de merchandising. Pues bien, ese enlace es inexistente es todos los pilotos de Moto3. Algo lógico, dirán algunos, por su escasa incidencia mediática a priori.

Pero si nos paramos en el apartado de Moto2, solamente puedes comprar algo si eres seguidor de Maverick Viñales. Y en MotoGP, evidentemente, las opciones se multiplican hacia Pedrosa, Cructchlow, Pol Espargaró, Marc Márquez, Rossi, Hayden y Lorenzo. Pero sigue habiendo 16 tipos que están en la cúspide deportiva y mediática de su profesión que desechan la opción de ganar (mucho) dinero extra, habida cuenta del número de seguidores del certamen.

Es error de Dorna, de las marcas, de los pilotos o de todos en general? Lo cierto es que, en época de búsqueda desesperada de ingresos, muchos están dejando de lado una más que posible fuente de financiación. A pesar de las enormes facilidades de comunicación y venta online existentes hoy día.


© davidblay for David Blay, 2014. | Permalink | No comment | Add to del.icio.us
Post tags: , , , , , ,

Ver Post >
Ganar pasta o pelear por títulos

Hay 22 tipos en MotoGP. No caben más ni está previsto que ocurra lo contrario. Dorna quiere dar prestigio a su máximo producto y es lógico que sea un recinto cuasi cerrado, donde muy poca gente en el mundo sea capaz de llegar y aun más de mantenerse.

De ellos, todo el mundo sabe que Lorenzo, Pedrosa, Márquez y en menor medida Rossi pueden optar al título. Si todavía viviera Marco Simoncelli es posible que el cuarteto se convirtiera en quinteto, pero ni Dovizioso ni Hayden ni Bautista ni los que siempre quedan por detrás suyo tienen pinta de poder optar a romper la hegemonía existente.

Sin embargo, este año había aparecido una esperanza fugaz entre los habituales outsiders: Cal Crutchlow, del que ya hablamos en su día en este blog, quien con una moto satélite no solo era capaz de poner en aprietos a las vacas sagradas sino que posiblemente hubiera escalado hasta ellas si hubiera decidido esperar a una moto oficial en un futuro no demasiado lejano.

Y digo hubiera decidido esperar a una moto oficial porque Ducati no me lo parece. Él ha decidido abrir el mercado 2014 y ha fichado por la escudería italiana, la misma que casi acaba con la carrera de un mito como Valentino y la que desde la marcha de Stoner se ha gastado un pastizal en fichar gente buena para darles una montura inconducible.

Veo absolutamente legítima su elección: yo, ante las perspectiva de que a los tres españoles aún les quede mucha cuerda y de que Rossi al menos quiera seguir un par de años más, me piro a ganar dinero a espuertas aprovechando que estoy en el mejor momento de mi carrera. Si cuando uno de los grandes se vaya me quieren fichar, ahí estaré. Si no, podré retirarme rico. Pero sin ningún título (salvo que sepa algo que nosotros desconocemos sobre la Desmosedici) en mi palmarés.

Al menos nos llevamos otra alegría: su vacante la va a ocupar Pol Espargaró, que sumará un español más a la ya extensa nómina de nacionales en la categoría reina del motociclismo. Y quién sabe, quizá con la moto de Crutchlow se meta en las peleas por estar arriba. Y le dé un poquito más de picante si cabe al certamen del año que viene.


© davidblay for David Blay, 2013. | Permalink | No comment | Add to del.icio.us
Post tags: , , , , , , , , ,

Ver Post >
El principio de irresponsabilidad de Jorge Lorenzo

Puedo aplaudir una heroicidad. El mundo del motociclismo ha estado lleno de ellas y lo seguirá estando, básicamente porque en él confluyen hombres (y mujeres) extraordinarios que gracias a episodios épicos han conseguido sentar frente a la tele cada fin de semana a millones de personas en todo el planeta.

Lo de Assen y Lorenzo lo fue. Ya escribimos aquí sobre ello y no nos repetiremos. Pero no lo fue lo de Sachsenring. Y, con todos los respetos, no creo que vaya a serlo su más que probable participación el próximo fin de semana en el Gran Premio de Laguna Seca.

Uno de los principios del alto rendimiento es que el descanso es tan importante como el entrenamiento y la competición. Y que es fundamental recuperarse bien de las lesiones, porque de lo contrario puede ir mermando la capacidad natural de uno hasta hacerlo pasar de ser un súperclase a un ‘simple’ gran piloto.

En este sentido, el mallorquín está cometiendo tres errores irresponsables: por un lado, manifestar que no arriesgará en la carrera de Estados Unidos, haciendo ver que no está para correr. Por otro, exponerse a una tercera recaída, que alejaría definitivamente sus opciones de ganar el Mundial. Pero, sobre todo, dando un ejemplo altamente negativo a la gente que le tiene como referente.

Siempre hablamos de los deportistas de élite como faros de aquellos que les siguen, sobre todo personas jóvenes. Y Jorge está empecinado en demostrar que aún en malas condiciones físicas (que son las que tiene en este momento) vale la pena coger una moto.

Es cierto que es doblemente campeón del Mundo. También que nadie conoce su cuerpo y sus limitaciones como él mismo. Pero el mensaje que manda es extrapolable a aquellos que cogen la moto cada día para desplazarse. ‘No te preocupes si estás convaleciente. No eres como yo, pero si yo puedo coger una moto a 320 seguramente tú puedas hacerlo a 120, que es menos peligroso’.

No todo es espíritu ganador. También hay que tener espíritu ejemplificante.


© davidblay for David Blay, 2013. | Permalink | No comment | Add to del.icio.us
Post tags: , , , , , , ,

Ver Post >
Podría hablar de Lorenzo, pero…

Partamos de la base de la admiración más profunda que tengo por lo que hizo Jorge Lorenzo este fin de semana. No solo por aguantar el dolor. No solo por demostrar espíritu competitivo. No solo por sacar un resultadazo brutal. Sino, sobre todo, porque de nuevo a través del deporte ha demostrado una serie de valores que deberían transmitirse a la sociedad: que si te caes te puedes levantar rápidamente y puedes hacer tu vida casi igual que en plenas condiciones físicas y mentales.

Dicho esto, sin restarle un ápice de mérito a la gesta del mallorquín, quiero aprovecharla para reivindicar el resto de historias que por falta de tiempo, de espacio, de ganas o de conocimiento no nos cuenta la gente que tiene que hacerlo. Y que son constantes, diarias, y no esporádicas como la del piloto de Yamaha.

Quiero acordarme de Romano Fenati, un niño que con una moto blanca que únicamente tiene el apoyo de la Federación Italiana lucha por ser un digno rival de los Viñales, Salom, Rins y Márquez. Muchas veces sin llegar a conseguirlo, pero intentándolo en cada Gran Premio.

Quiero acordarme de Efrén Vázquez, un pilotazo con unas hechuras estupendas que se ha visto eclipsado por los nombres anteriormente mencionados, pero que en cualquier carrera se puede plantar en el podio sin mayores esfuerzos.

Quiero acordarme de Ana Carrasco, que parece que una vez pasado el boom de ver a una niña de 16 años sobre una moto del Mundial de Motociclismo para haber caído en un pequeño olvido, pero que cada dos fines de semana se va acercando cada vez más a sus primeros puntos en el campeonato.

Quiero acordarme de Randy Krummenacher, que hace ya siete años debutaba jovencísimo en el certamen planetario y que, pese a no haber seguido la progresión que se esperaba de él, se consolida en Moto2 como un tipo rápido que siempre puede restar posiciones a los de arriba.

Quiero acordarme de Kyle Smith, de quien ya hablamos en este blog y que mucha gente desconoce que es más español que británico. Que no está teniendo demasiada suerte en su año de debut, pero que lleva años demostrando que tiene mucho margen de evolución.

Quiero acordarme de Thomas Luthi, un señor que es campeón del Mundo y que casi sin darse cuenta ya lleva 10 años compitiendo en el Campeonato del Mundo. Mucho más tiempo que algunos de los grandes nombres de la actualidad.

Quiero acordarme de Julián Simón, que cumple su cuarta campaña en Moto2 y parece vivir siempre a la sombra de Pol Espargaró, pero que tiene un título en sus vitrinas que el catalán todavía no ha sido capaz de conseguir.

Quiero acordarme de Bradley Smith. Que nunca ha hecho el ruido que se esperaba de él pero que lleva desde 2005 en pistas top de las dos ruedas mundiales, habiéndose consolidado en una categoría tan exigente como es MotoGP.

Y quiero acordarme de Colin Edwards, a quien no echan ni con agua caliente y que pese a haber perdido la moto oficial que condujo durante muchísimo tiempo como escudero sigue manteniéndose en una parrilla donde solo 26 pilotos pueden participar en toda la Tierra.

Todos ellos (y muchos más) son héroes cotidianos. Diarios. Se han caído la mayoría y han corrido en condiciones, si no similares a las de Lorenzo, sí muy parecidas. Al final, los grandes nombres siempre venden periódicos. Pero, muchas veces, quienes más inspiran son los outsiders.


© davidblay for David Blay, 2013. | Permalink | No comment | Add to del.icio.us
Post tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ver Post >