img
Fecha: April, 2013
Cuando las World Series eran una esperanza
davidblay 29-04-2013 | 9:22 | 0

En España, sobre todo tras la llegada a la élite de Fernando Alonso, hubo unos años en los que mucha gente miró hacia abajo y descubrió todo el abanico de posibilidades que ofrecían las categorías de formación del automovilismo. Y no sólo en formato de generación de talentos, sino también en el de espectáculo puro de la competición.

Así, descubrieron que los primeros pasos se dan en el karting, para dar el salto al mundo de los monoplazas con las F3 Euroseries y poner la mirada en una carrera internacional con muchísimas opciones abiertas: Fórmula Renault 2.0, GP3, AutoGP, World Series, GP2, en su momento Superleague Formula y hasta Turismos si uno quiere centrarse en una carrera más a largo plazo.

Los años de bonanza económica lo fueron también en el planeta de la velocidad sobre cuatro ruedas y pocos pestañeaban al patrocinar (de forma externa o de su propio bolsillo) un campeonato que podía perfectamente tener un coste de 600.000 euros al año. Sin apenas retorno televisivo. Y sin el boom mediático que se vive en este momento.

Por eso los grandes talentos corrían ahí. No como ahora, donde lo más probable es que en una parrilla de 15 coches (llegaron a superar la treintena) el valor más fiable sea el del dinero de los países emergentes, que colocan allí a sus drivers en la esperanza de dar el gran salto en el futuro.

Valgan algunos nombres de vencedores para demostrar el nivel de los que corrieron en sus circuitos: Heikki Kovalainen, cuando el certamen aún se corría bajo el sponsoring de Nissan. Y ya con Renault, Robert Kubica o Giedo Van der Garde, con Sebastian Vettel marchándose a mitad de una temporada en la que apuntaba a campeón para ir creciendo hasta lo que hoy representa en la F1.

En su ‘filial’, la conocida como Dos Litros, también se foguearon algunos nombres ilustres. Se llevaron el trofeo final Kamui Kobayashi o Valteri Bottas, mientras entre ambas transitaban talentazos nacionales ya cuasi desaparecidos como Marco y Álvaro Barba, Albert Costa o Adrián Vallés.

Este fin de semana la competición ha vuelto al Circuito de Motorland en Aragón. Sin apenas apellidos reconocibles, ni siquiera de esos que los aficionados viejos afirmaban que ‘llegarían’ sin siquiera dudarlo. Y, como el resto de trofeos, está tan devaluado que apenas se vislumbran faros que iluminen el futuro del automovilismo.

La crisis económica es para todos. Pero, como siempre decimos en estas líneas, en el deporte del motor especialmente para aquellos que pese a contar con unas excelentes manos no pueden decir lo mismo de sus cunetas corrientes.


© davidblay for David Blay, 2013. | Permalink | No comment | Add to del.icio.us
Post tags: , , , ,

Ver Post >
Los rallies no se han enterado que estamos en crisis
davidblay 25-04-2013 | 11:02 | 0


Este año, en su 50 aniversario, el Rally Príncipe de Asturias (valedero para el campeonato de España y el Europeo) no se disputará por falta de recursos económicos. Hasta aquí nada nuevo under the sun. Hay muchísimas pruebas que han desaparecido del calendario. Y las que quedan.

De todo esto informó en un comunicado el Automóvil Club del Principado de Asturias, que renuncia de esta forma a la organización del evento en el año 2013. Como estos también ha habido miles de comunicados durante los últimos meses. Y no he contado muchas cosas nuevas en estos dos primeros párrafos.

Lo nuevo viene aquí. Los organizadores (que califican de ‘tristísima’ esta decisión, que en su opinión va en contra de Asturias y del deporte asturiano…) atribuyen este hecho al ‘poco interés’ del Gobierno regional en colaborar con la prueba. O sea, a que no les han soltado ni un clavel por hacer la carrera.

El argumentario se cierra con las palabras ‘la falta de apoyos suficientes, unidos a los recortes e incumplimientos de los últimos años por parte del Gobierno del Principado de Asturias, hacen que sea imposible organizar la mítica prueba asturiana’. Y ahí queda la cosa.

Vayamos por partes: si la administración les debe pasta de años anteriores (seguro) es una cosa. Hay que reclamarla porque se firmó que así sería y con total certeza no se la habrán abonado. Porque en otra cosa no, pero en incumplimientos en pagos firmados están más que especializados los gobernantes españoles.

Sin embargo, las palabras del comunicado esconden otra realidad: la de las citas del motor que se han sustentado durante DÉCADAS con dinero público y que, viendo el panorama, no han sido capaces de buscar las fórmulas adecuadas para que cuando se secara la teta pública esto no ocurriera.

Es muy cómodo que te subvencionen para hacer un evento maravilloso, pero como todo el mundo en esta crisis o te buscas la vida o ese evento se cae por su propio peso. Y no se puede echar la culpa a las administraciones (aunque tengan parte de ella por incumplir los acuerdos firmados) porque esto se veía venir desde hace años.

A todos nos gusta el mundo del motor, pero todos sabemos también que es un deporte caro. Y si queremos que siga existiendo habrá que cambiar de mentalidad. Algunos pilotos de élite no lo han hecho y han tenido que retirarse o correr en categorías impropias de su nivel. Y con las pruebas del calendario va a ocurrir lo mismo. Salvo que alguien empiece a abrir los ojos de una vez.

Así que, pese a que le duela a los aficionados a los rallies, quizá esto empieza a ser


© davidblay for David Blay, 2013. | Permalink | One comment | Add to del.icio.us
Post tags:

Ver Post >